5 Consejos para tener un mejor ensayo

5 Consejos para tener un mejor ensayo

Conoce cinco consejos que te ayudarán a manejar de manera efectiva y eficiente tus ensayos del grupo de alabanza.

Administrar y manejar un ministerio de adoración puede ser una tarea tediosa, especialmente cuando se trata de voluntarios que libremente dan de su tiempo para servir en el ministerio de adoración de la Iglesia local. En cualquier organización, supervisar voluntarios suele ser una tarea algo difícil, pero con un poco de planificación y una buena comunicación podrás manejar mejor tu tiempo y podrás realizar un buen ensayo que sea de provecho para todos. A continuación queremos darte unos consejos para que puedas tener un ensayo efectivo y de bendición para todo.

#1. Establece los parámetros del ensayo con antelación. Si se trata de voluntarios, tienes que recordar que todos tienen su calendario lleno. Por lo tanto, debes tener presente que la planificación con antelación es muy importante. Debes establecer, con varias semanas antes, la fecha y la hora del ensayo. Si estás manejando un ministerio de adoración que participa semanalmente, establece a tiempo la hora de entrada y la hora de salida. Así todos sabrán a que hora deben estar en el lugar del ensayo, y hasta que hora estarán allí. Debes coordinar los siguientes elementos:

  • A qué hora se debe llegar para alistar sus instrumentos: permite al menos unos 15 minutos para que las personas puedan llegar a acomodar, afinar y conectar sus instrumentos.
  • La hora de empezar el ensayo como tal.
  • La hora de salida.

#2. Planifica con tiempo el contenido del ensayo. Un error que muchos ministerios cometen es no dar la oportunidad a que los músicos se preparen con tiempo. Por lo tanto, es esencial que al menos dos semanas antes del ensayo, las personas sepan qué se va a ensayar. No puedes tener un ensayo efectivo si las personas no saben qué se va a practicar. Por lo tanto, dialoga con tus pastores, líderes o los que deciden los cánticos de la semana y pregunta si hay algún cántico específico que se necesite ensayar. No olvides los siguientes elementos:

  • Escoge tus cánticos usando el método 5-4-3-2: «Escoges cinco cánticos, para que ensayes cuatro, para que escojas tres, y en el servicio ministres dos»: es una manera jocosa de recordarte que siempre es mejor estar sobre-preparado que prepararte justo con lo que necesitas ese domingo. Mientras más preparado estés, mejor. Esto también te permite estar listo si tu pastor o líder te solicita algún cántico adicional que no estaba contemplado en la agenda del servicio.
  • Si tienes más de un líder de alabanza en tu grupo, no olvides dar la oportunidad a otros que puedan dirigir cánticos, por lo que debes delegar la tarea de dirigir al menos uno o dos cánticos a alguno otro de los cantores del grupo. Esto les dará la oportunidad de crecer y mejorar su técnica de dirigir un servicio de adoración, y te agradecerán la oportunidad (parte de ser un líder no es solo brillar tú mismo, sino también hacer brillar a otros).
Planificar tus ensayos te permitirá ser efectivo en el servicio y te ayudará a desarrollar líderes de alabanza en tu Iglesia local

#3. Usa herramientas de planificación. Existen varias herramientas como Planning Center Online o OnSong para coordinar tu «set list» del servicio y así todos puedan conocer de antemano lo que se va a ensayar. Lo importante es que las personas puedan practicar, en su tiempo libre, las canciones que se van a ensayar y llegar preparados al ensayo.

Adicionalmente, si cuentas con varios ministros de alabanza, estas herramientas te ayudarán a rotar tus músicos y cantores y podrás manejar más fácilmente el tiempo y las veces que cada ministro participa en los eventos regulares de la Iglesia.

#4. Sé puntual. Una vez esté coordinado la hora y la fecha del ensayo, haz todo lo posible para que el mismo corra puntualmente. El ensayo debe comenzar a la hora que se estableció, y debe terminar a la hora que se estableció. A menos que estés cerca de un evento especial, y con el acuerdo de todos los participantes, asegúrate que el ensayo termine a tiempo. Recuerda que muchos de ellos tienen familias que atender; por lo tanto, sé disciplinado y termina tu ensayo a tiempo. Es por esta razón que las canciones deben estar seleccionadas al menos dos semanas antes, para que las personas tengan una semana de práctica en su tiempo libre y la semana del servicio.

#5. No olvides sacar tiempo de oración y de discipulado. Muchas veces, el ensayo es el único tiempo en la semana que tienes para discipular a tu equipo. Por lo tanto, dedica al menos 15 minutos para traer una reflexión corta. Este tiempo es esencial y debe ser parte importante del ensayo regular. Adicionalmente, no olvides al final tener un tiempo de oración, orar los unos por los otros y presentar alguna petición especial. Es en este momento que se hace comunidad con los miembros de tu equipo de alabanza y podrás estrechar los lazos entre los participantes del grupo.

admin
ADMINISTRATOR
PROFILE

Notas de Interés

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Campos requeridos están marcados con *

Últimas Entradas

Más Comentadas

Videos Destacados